Artículos 2020
Dios nos ayude

Desde ayer miércoles 06 vemos un movimiento muy agitado, tanto de automóviles como de buses en la ciudad, sobre todo en los mercados y algunas tiendas de productos de primera necesidad, esto quiere decir que la población en muchos casos ha perdido el control de la Cuarentena, muchas personas no se dan cuenta de lo importante que es la cuarentena. Los hospitales y las clínicas del país se encuentran totalmente abarrotadas de personas, las cuales tratan de conseguir una cama hospitalaria.

Realmente es preocupante que desde hace dos meses muchas compañías no trabajan y muchas de ellas ya no tienen más caja para poder pagar los salarios a sus trabajadores.

El financiamiento de REACTIVA PERÚ a través del BCR ha entregado el dinero a la Corporación Financiera de Desarrollo (COFIDE), pero COFIDE hasta ahora no entrega las diferentes cantidades a las empresas que necesitan capital de trabajo para seguir funcionando. Tengo entendido que hay muchas empresas que van a presentar su expediente a INDECOPI por la falta de liquidez y por la rotura de la cadena de pago, esto va a ser mucho más conflictivo para arreglar que el problema que los señores de COFIDE entreguen el préstamo a las diferentes empresas, ya no se sabe qué hacer y esto va a terminar muy mal según mi apreciación.

Los que tenían Caja, ya no la tienen y los miles de ambulantes que hay en el mercado están desesperados, por lo tanto queremos que el Gobierno reaccione rápidamente para entregar los préstamos prometidos a las empresas formales, todos los que trabajamos al crédito nos encontramos que cuando vamos a cobrar una Letra de Cambio el pagador nos pide ampliar su vencimiento a 60 días adicionales, pero no es uno, son todos, esto quiere decir que la situación es caótica.

La verdad es que la Ley que se generó para dar todos estos créditos, sobre todo a la pequeña empresa, la cual es aproximadamente el 98% de la carga laboral del país y que es el motor de la venta minorista, pero con el gran inconveniente en muchos de los casos cuya venta es informal y por lo tanto el estado no recibe los impuestos que debería recibir.

Lo que estamos pensando los empresarios formales, es que el Estado debería dar una gran amnistía para el pago de los impuestos tributarios y municipales como para que las personas que no han podido trabajar más de dos meses, muchos sin cobrar sueldos y aproximadamente 300 mil personas perdido el empleos tengan la posibilidad de rehacerse económicamente en un tiempo determinado.

Nunca hemos visto algo parecido a lo actual, pero muchos creen que esto es peor de lo que nos dejó la Guerra con Chile, con la gran diferencia que el enemigo es invisible. Ojalá los decesos no se sigan incrementando, lo único que pedidos es que obedezcamos lo que la autoridad dice, porque por algo lo dice y es para evitar muchos decesos más. Recemos para que Dios nos ayude.

Artículos Anteriores
- El gobierno pide “Quédense en su casa” y hay que cumplir
- Hay que recuperar el mercado
- En tiempos de guerra, lo no consumido no se paga
- ¿Cuándo sabremos todo lo que ha hecho Odebretch?
- Aquellos que se quieren llamar señores
- Queremos resultados sobre la investigación de Villa El Salvador
Enlaces de interés:
aliplast promperu ambiente plastic plast gip aimplas