Artículos 2021
Tenemos que sobrevivir

Estamos pasando días muy difíciles, el día Lunes hemos visto que según cifras oficiales el promedio de decesos ha sido aproximadamente de 300 personas diarias, pero las cifras extra oficiales indican que son mucho más, es increíble que aún hay personas que no respetan el distanciamiento mínimo, ni el uso de la mascarilla, siguen haciendo fiestas con bailes y tragos, es para no creer lo que está sucediendo.

Por otro lado, encontramos que muchas personas mayores de 80 años aún no han sido vacunadas, esto es muy peligroso, ya que estas personas son altamente susceptibles a perder la vida. No entendemos porque el gobierno se demora tanto en vacunar a estas personas. Todos los días hay más infectados, cada día muchos pierden la vida y los que deben vacunar lo hacen de una manera sumamente lenta. Todos los días la gente que necesita oxigeno no lo tiene ¿Qué hacemos, que les decimos a nuestros hijos cuando ven que sus padres y abuelos mueren? ¿Qué nosotros tenemos la culpa o aquellos que llevan el destino de nuestro país?

Yo quisiera saber, que va a suceder después de haber celebrado las fiestas de Semana Santa, cuantas personas van a enfermarse, hoy que nadie encuentra cama UCI, ni un cilindro de oxígeno, ¿Qué van hacer nuestros con ciudadanos antes esta eventualidad?, es muy difícil resolver este problema, que no solamente es técnico sino también jurídico, estoy convencido que los que manejan hoy en día esta situación van a tener que se r juzgados en algún momento por su irresponsabilidad, ante la necesidad del país de contar con todos los elementos para poder luchar contra la pandemia.

No pueda ser posible que el estado se demore tanto tiempo en construir pequeñas plantas de oxígeno, todos los días escuchamos y vemos tanto en radio como en la TV como las personas se desesperan para llevar el elemento llamado oxígeno a sus seres queridos, todos necesitamos y queremos para vivir, es increíble como gran número de personas que trabajan en los diferentes hospitales tienen una indiferencia ante el sufrimiento del prójimo.

Nunca olvidemos que la decisión de no tener el oxígeno necesario en nuestro país lo tomó el actual Ministro de Salud y hasta ahora no hemos escuchado ningún mea culpa, como tampoco hemos escuchado mea culpa del ex presidente Vizcarra, muy fácil es olvidarse de las cosas, pero muy difícil solucionar lo que está mal hecho.

Hay tanta gente que sufre y realmente no sabe como hacer para poder sobrevivir. Dios nos encuentre confesados y tenga piedad de nosotros, es lo que podemos decir.   

Artículos Anteriores
- Dios nos encuentre confesados
- Hay que cuidar las industrias y el trabajo
- BOLSAGATE
- Señor ministro de Producción, escuche nuestra voz
- Aprendamos a elegir
- Fuerzas armadas, columna vertebral de la democracia
Enlaces de interés:
aliplast promperu ambiente plastic plast gip aimplas